1910 (día 10 del 10 del 10): Joan Miró Fuster, llucmajorer de nacimiento, padrino de fuentes de Pere Aguiló Mas, abre una tienda y almacén de semillas a una finca que estaba entre la calle del Sindicato y la Plaza Mayor de Palma (allí donde actualmente están las arcadas que comunican ambas vías). En total son unos 500 m2 de superficie. El portal principal de la tienda da a la calle del Sindicato, y el del almacén en la Plaza Mayor. El abrieron allí para que en aquellos tiempos se hacía el mercado campesino más importante de la ciudad, y esta concentración de un gran número de artesanos del campesinado provenientes de toda Mallorca hacía que en la Plaza Mayor se generaran multitud de transacciones comerciales de productos agrícolas y ganaderos. Con esta ubicación, Can Juanito facilitaba que los agricultores pudieran ir con toda comodidad a comprar las semillas que necesitaban para sus explotaciones. La cordial relación personal y familiar de D.Joan Miró con el Sr.Casimiro Fitó, labrador barcelonés que en 1880 había fundado en Cataluña la empresa Semillas Fitó, hizo que Can Juanito aconteciera la representación en Mallorca de esta empresa obtentora entonces, por lo que los agricultores mallorquines tuvieron un lugar donde acudir para conseguir semillas de planta de huerta seleccionada y de buena calidad si por mala suerte pierden su. En la actualidad, la relación comercial entre Semillas Fitó y Can Juanito aún se conserva intacta.

Año 1953: Pedro Aguiló Mas sucede su padrino en el frente de Can Juanito, y da a la empresa un nuevo impulso al abrir una línea de investigación de nuevas semillas para la agricultura balear. Organiza un viaje de trabajo en Francia, con el objetivo de entrar en contacto con las grandes empresas Francesas obtentor y comercializadoras de semillas, y conocer sus nuevos métodos trabajo.

Años 1971 y 1972: El Ayuntamiento de Palma decide hacer una actuación importante en la Plaza Mayor, consistente en dotar al lugar con unas galerías comerciales, aparcamientos subterráneos para vehículos y abrir un paso ancho entre la plaza Mayor y la calle del Sindicato. Esto implica la expropiación de la franja de edificios donde estaba ubicado inicialmente Can Juanito, que se traslada a los bajos de un edificio situado entre la calle Miracle y la plaza Coll. Aunque la nueva tienda es pequeñita (180 m2), aunque es mayor que la antigua, y tiene la aventage de poder disponer de portal comercial abierto a cada lado, el principal en la Plaza Coll y el otro en la calle Miracle. En los cercados hay alquilan dos llevasen que, con una superficie útil de unos 600 m2, hacen las funciones de almacén.

Años 70 ‘s y 80’s: Desde 1973 la responsabilidad de gestionar el negocio recae en Joan Aguiló Martí, hijo de D. Pedro Aguiló. El volumen de negocio va creciendo, y se alquilando portalón y locales alrededor de la tienda para poder almacenar los productos para servir a los clientes. Mientras la ciudad y todo el entorno se va modernizando, la plaza Mayor ya no es el mercado campesino que era antes, y los agricultores ya hace años que han cambiado los carros para furgonetas y camiones. El acceso a los callejones del centro de Palma se hace cada vez más difícil, tanto por los vehículos de los clientes agricultores como por los transportistas y proveedores.

Año 1986: Can Juanito (Juan Aguiló) organiza un “viaje de estudios” en Israel. Asisten 15 campesinos de Mallorca, Menorca e Ibiza, que con el tiempo se convierten en líderes en la innovación y modernización del campesinado hortícola balear. Visitan varios Kibbutz (cooperativas de producción y comercialización), y asisten a varios seminarios relacionados con la producción y comercialización de productos agrarios. Raíz de aquet viaje, Can Juanito organiza durante cuatro años consecutivos cursos de mejora agradecido con expertos israelita (a destacar el profesor Rubén Fainstein) que se desplazan a Mallorca al efecto. El viaje, y los cursos que le siguieron, tuvieron la virtud de esperonejar algunos de los horticultores más potentes de Mallorca.

Principios de los años 90 ‘s: Entra dentro escena en Francisco Mulet Trias, que es cliente habitual de Can Juanito (ya conocía la empresa desde su infancia, cuando iba a comprar en la tienda de la calle del Sindicato, con su padre). Para aquellas sazones en Francisco era la cabeza visible en la zona de Son Ferriol de la Cooperativa agropecuaria de Mallorca, que proveía los agricultores de la zona de piensos, abonos, fitosanitarios … Junto con Joan Aguiló deciden (1992) comprar el huerto de la familia Serra en Can Enjuto, en Son Ferriol, (ubicación actual de Can Juanito), y abrir un negocio mixto, en el que Joan Aguiló aportaba las semillas y Xisco, a través de la CAM, piensos, fertilizantes, fitosanitarios … Durante esta década campesinado europeo y la mallorquina en particular sufre una de las crisis más fuertes de la segunda mitad del siglo XX, y lejos de plantearse cerrar, o de dejar de trabajar en el sector agrario, afrontan esta amenaza diversificando el negocio, dando entrada a toda clase de productos para la jardinería, y potenciando la venta a clientes domésticos. Todo ello manteniendo siempre como actividad importante el abastecimiento de insumos agrarios a los agricultores mallorquines.

Año 1997: Hasta entonces ambos propietarios de la finca habían gestinado sus respectivos negocios por separado. Aquel año deciden unirse en sociedad, creando “Semillas Can Juanito SL”, con las acciones repartidas al 50%.

Año 2006: Ya hace unos años que Joan Aguiló ha involucrado fuertemente en un negocio de producción de planta hortícola en Chile (EUROPLÁ Chile), que le absorbe una gran parte de su tiempo y que le reclama de cada día que pasa más y más gestión. Amdo socios acuerdan la compraventa de acciones de Can Juanito, y Francisco Mulet pasa a ser accionista único de la empresa, que adopta el nombre actual de “Can Juanito viveros SL”, y pasa a afrontar esta nueva etapa.

Año 2010: Día 10/10/10 la empresa cumple 100 años, está superando con buena nota esta dura crisis “de sobrances y de excesos” que nos ha tocado vivir, y mira hacia el futuro con ilusión y optimismo. Durante este mismo mes de octubre “Can Juanito viveros SL” inicia una etapa de expansión, incorporando en su gestión comercial las intalaciones de la antigua “Jardinería Lliteras” de Manacor, unos 4.000 m2 de superficie situados en la Ronda del Puerto de aquella ciudad.

Estas son los hitos históricos que han dado forma al “Can Juanito” de hoy.

Actualmente los principales activos de la empresa siguen siendo los mismos que han permitido su mantenimiento y sostenibilidad a lo largo del tiempo: su nombre en sí, que se ha convertido una auténtica “marca comercial”, sinónimo de solvencia y de profesionalidad dentro de los sectores en que se mueve, los clientes (profesionales y particulares), que son los que verdaderamente mantienen la actividad económica de la empresa, los pr

oveedores, que aportan los productos y materiales de la máxima calidad a unos precios asumibles, y los trabajadores de la empresa, en estos momentos 16 personas, que gestionamos los 15.000 m2 de superficie de que disponemos, con el objetivo principal de proveer material para agricultura y jardinería en las empresas y particulares de Mallorca que lo necesiten.

Lo que nos depara el futuro no lo sabemos, pero si que podemos estar seguros de que a lo largo de estos 100 años de existencia, Can Juanito ha visto de todos colores, entre otros ni más ni menos que una guerra civil, que casti

gó duramente todo el estado español , y también dos guerras mundiales, que devastaron Europa, y las personas que han gestionado la empresa en cada momento de su larga existencia, no afloja ante los problemas, que seguro que hubo de bien “dolores de pelar “, y siguieron adelante hasta llegar, de momento, a celebrar estos 100 años.

Cuando dentro de 100 años más, las personas que nos sucedan en la gestión de Can Juanito se miren en perspectiva toda la historia de la empresa, seguro que verán los problemas actuales como una anécdota más de esta historia, y seguro también que deberán seguir gestionando problemas tan difíciles como los que nos han tocado gestionar nosotros.

Que sea por muchos años!

Can Juanito, Desde 1910 sembrando futuro

Fotografias a gentileza de ” Bernat Pastor, fotografía